Aquel visionario tenía razón. Era Albert Montagut

PR07_NEWPAPER_130213_BenitoMaestre

– Título: NewPaper. Cómo la revolución digital transforma la prensa

– Autor: Albert Montagut

– Editorial: Centro Libros PAPF, S.L.U, 2012BenitoMaestre

– Primera edición: 11/2012

– ISBN: 978-84-234-1294-5

Albert Montagut no se conforma con ser flor de un solo día. A pesar de no ser un periodista tan polémico como Pedro J. Ramírez ni tener tantos seguidores como Ignacio Escolar, Montagut tiene una dilatada experiencia periodística a sus espaldas. Las ediciones en papel, el mundo online, el desarrollo de las webs, la audacia de los periodistas… son palabras que, junto a una elegante narrativa, profundizan sobre la reconversión de la prensa española en su nueva obra, ‘NewPaper’ (Deusto, 2012). La maestría de Albert Montagut disecciona a lo largo de diez temas la transformación de los diarios impresos cuando internet comenzaba a mostrar la patita. Para bien o para mal, todo ha cambiado: el mercado y la sociedad, el modelo de negocio, los propios periodistas, las técnicas y herramientas de trabajo…

En 1995, internet se encontraba en un estado embrionario para la gran parte de la ciudadanía. Albert Montagut, siendo director de El Mundo de Catalunya, puso un ordenador con acceso a la red en el centro de la redacción y afirmó con plenitud: “Está todo. Esto lo va a cambiar todo”. Y casi dos décadas después, el tiempo le ha dado la razón; fue un visionario como el filósofo y matemático Galileo Galilei, autor de la teoría que asegura que la Tierra gira alrededor del Sol y no al revés, afortunadamente Albert Montagut corrió mejor suerte.

La primera norma empresarial dice que una empresa debe obtener, ante todo, beneficios para continuar a flote. El negocio del periodismo no iba a ser menos, y aquí la competencia juega un papel transcendental, es primordial. Las dos grandes cabeceras nacionales (las cuales tuvieron trabajando al periodista catalán en sus redacciones) se encuentran enzarzadas por el liderazgo, en una guerra que no cesa. Las primeras batallas lidiadas entre El País El Mundo, principalmente por la sobrecarga de ideología en las noticias, tuvieron lugar a mediados de los noventa en la edición de papel, así, y ante este clima hostil, los lectores emprendieron un cambio de escenario para no salir perjudicados, y encontraron en sus webs un lugar hegemónico. La cruzada entre el Grupo Prisa y Unidad Editorial puso en contacto a los ciudadanos con internet, sitio donde continúa la ardua lucha por alcanzar el pódium.

El periodismo ha dejado de ser el rey Midas para dar paso a la ley de Murphy. La tostada continúa cayendo al suelo en el negocio periodístico español por el lado de la mantequilla. Desde el inicio del vendaval económico la prensa es el segundo sector más castigado, tras la construcción. Rafael Ramos, corresponsal en Gran Bretaña de La Vanguardia, confirma que “medios prestigiosos están renunciando al valor de su propia marca para ofrecer un producto digital low cost. Es una batalla en la que está en juego la supervivencia no sólo de los periodistas, sino de la profesión”.

Benito Maestre

Para Albert Montagut la actuación de los profesionales de la comunicación es esencial para reflotar el periodismo. Lo cierto es que la prensa “tiene los días contados”,  como asegura Jaume Roures, propietario de Mediapro, quien está convencido del ocaso del papel, aunque confirma que “influye más que el digital”. Sin embargo, Pedro J. Ramírez confía en la supervivencia de los periódicos, pero ¿a qué precio? impulsando las tabletas en detrimento del soporte papel. Apple, con Steve Jobs al frente, ha sabido humanizar la tecnología, sobre todo con su joya de la corona, el iPad -que cuenta con tres versiones- , que supo cual era el comportamiento final del usuario.

La idea de Jobs no pasa desapercibida para Albert Montagut, quien marca el punto de partida: “Estamos donde estamos y es aquí y ahora donde debemos cambiar”. No es tiempo de estar de brazos cruzados, es el momento de ponerse a trabajar, sudar la camiseta y sentir el riesgo. Un diario español que se ha atrevido a dar un paso hacia adelante es SUR (periódico regional en Málaga del Grupo Vocento) que, desde el pasado martes 12 de febrero, ofrece contenidos diferentes en papel e internet de la mano de una redacción con una sola identidad. Otros medios recurren al crowdfunding para seguir adelante, como es el caso de VilaWeb de Vicent Partal, que cubre con las aportaciones de los socios el 10 por ciento de los costes. La necesidad agudiza el ingenio y “hay que transformarse”, declara Partal.

Carlos Yárnoz, subdirector de El País, ante la rocambolesca transformación de los periódicos señala que “no se trata de acomodarse a una realidad concreta, sino de estar preparados para el cambio permanente”. Al hilo, aconseja el sociólogo David Díaz Llamas que la sociedad tiene que “retomar valores del pasado como los ligados al esfuerzo y el sacrificio. Estamos en una sociedad totalmente acomodada”. Trasladando este consejo al periodismo, ese oficio que gusta tanto pero que no da ni para pipas, la idea toma aún más fuerza. España, país envidiable fuera de sus fronteras por los triunfos deportivos, peca de ‘copiona’ en otros ámbitos, como el educativo donde el espíritu original del plan Bolonia no se ha desarrollado en su plenitud, pero imita el modelo americano.  No obstante, ¿encontrarán las empresas españolas la fórmula de sobrevivir en internet? ¿O quizá están esperando a ver la reacción del periódico más importante del mundo, el The New York Times?

 
Las claves
“Internet no es la estocada del papel, es la solución”
“La prensa española precisa del ‘winner effect’ para no estancarse”
“El periodismo es una profesión maravillosa, pero no una mina de oro”
“Los periódicos, como productos de empresas, sin lectores no tienen fuerza por mucho capital que se invierta”
“Cuando algo te gusta de verdad, no lo haces como un trabajo, sino como algo con lo que simplemente disfrutas”, Nuria Vázquez
Anuncios

Nuevos horizontes

FICHA BIBLIOGRÁFICA:

– Título: “Newpaper -Cómo la Revolución Digital transforma la prensa”

'Newpaper' de Albert Montagut

‘Newpaper’ de Albert Montagut

– Autor: Albert Montagut (Barcelona, 1957)

– Editorial: Deusto (Grupo Planeta)

– Páginas: 430

– Impresión: T.G Soler, S.A

• Otros datos de interés:

– Prólogo, a cargo de Vicente Verdú (página 11)

-Introducción (página 15)

-Cuerpo de la obra, dividido en diez capítulos (desde la página 27 hasta la  384)

-Agradecimientos (página 405)

-Cronología ( página 409)

-Bibliografía Breve (página 419)

-Índice onomástico (desde la página 421 hasta la 430)

CONTINUAR LEYENDO

Internet, el nuevo papel

PR07_NEWPAPER_130213_NATALIACABELLO

Titulo: NewPaper como la revolución digital transforma la prensa.

Autor del libro: Albert Montagut.

Número de páginas: 430

Editorial: Deusto.

La continua caída de las ventas de los periódicos españoles sumado a que sus ingresos provenientes de la publicidad se han visto reducidos, y con esto sus beneficios, hace que se ponga en seria tela de juicio la supervivencia de este medio de comunicación. En ese sentido, y según la propensión existente, lo “online” se transforma en un referente social y de información mientras que lo “print” pierde la hegemonía que mantuvo durante el Siglo XX. Albert Montagut, en su libro NewPaper: Cómo la Revolución Digital transforma la prensa, adentra al lector en un ordenado recorrido por el devenir histórico del periodismo escrito desde el inicio de la revolución digital. Un vivo análisis escrito en primera persona que establece la manera en que la prensa se ha visto afectada por el descubrimiento de las posibilidades informativas que ofrece el mundo digital. Para ello, este periodista, recoge las experiencias y testimonios de una treintena de grandes figuras del periodismo y que fueron y serán personas claves en la profesión como: López Iturriaga, Ignacio Escolar, Juan Luis Cebrián, Juan Varela, Pedro J. Ramírez o Mario Tascón, entre otros.

Albert Montagut

Albert Montagut

<< Montagut cuenta, a la manera de una aurora bíblica, cómo fueron amaneciendo las luces de otra era. >> Del prólogo de Vicente Verdú.

En los últimos 15 años se ha vivido un periodo de impacto digital dirigido a la información web. Una revolución que, según establece Montagut, grandes profesionales del periodismo, y además muchos, no han asimilado quedándose aferrados a la época de bonanza de la prensa leída. Y es casualmente, allá por 1994 y 1995, como nace un interés desmedido por lo que ya suponía internet y por lo que supondrá años después. Por lo que surgen los primeros medios españoles que publican contenidos en la red y más tarde crean sus propias webs como por ejemplo: El Periódico, que es el primer diario español en estar en internet, y Avui, el primero en tener una web.

Escéptico y optimista en cuanto al futuro de los diarios impresos, Albert Montagut, muestra en “NewPaper” cómo se niega a que este medio de comunicación se desvanezca apostando por la permanencia del papel pero con matizaciones. Es decir, apuesta por los diarios que bajen sus paginaciones, aumenten sus calidades y eliminen las páginas que no aportan nada, siempre consciente de que el futuro pertenece a internet como instrumento para dar una nueva esperanza al periodismo.

'Newpaper' de Albert Montagut

‘Newpaper’

“El periodismo online se consolidó tras los grandes acontecimientos que conmocionaron a todo el mundo, cuando la gente acudía a las webs de los periódicos para ampliar la información vista en televisión o escuchada en la radio.” “El 11S dejaría una tremenda herida en la sociedad y la vida norteamericana se transformó. También el periodismo.” Y, “aquella sangrienta y dramática experiencia del 11M enseñó a los españoles la llegada de un nuevo mundo, donde la comunicación adquiría un nuevo rol”. Se producen una serie de tristes sucesos que convierten al medio online y al periodismo en cómplices. Es un punto de inflexión tras los atentados del 11S, 11M o el atentado a la redacción de El Mundo en Barcelona por el GRAPO.

“No hay ningún instrumento más rápido que internet.”

Cinco titulares clave:

· La guerra de internet la ganaría quien supiera pelear mejor la última batalla del papel.

· La crisis hace que los proyectos más ligeros tengan más futuro.

· Lo importante es la calidad de los contenidos, de modo que el periodismo de verdad no correrá ningún riesgo.

· En internet cabe de todo, de momento. Y el periodismo no sólo cabe, sino que el mundo online depende infinidad de veces de él.

· Sólo un producto de calidad puede atraer al lector tanto en el medio print como en el online.

La supervivencia del periodismo local

PR06_PERIODISMOLOCAL_130213_GRUPO20

Teresa Gómez regenta desde hace más de treinta años un quiosco en el barrio obrero Altabix (Elche). Actualmente, el negocio continúa gracias a sus dos hijos, aunque las dos generaciones son conscientes de la cruda realidad de la prensa escrita. La señora Teresa recuerda con nostalgia los montones de periódicos que cada mañana se adueñaban de su establecimiento, y que en pocas horas “desaparecían como churros”, confiesa. Ahora son pocos los ejemplares que decoran su establecimiento y para venderlos “nos las vemos y nos las deseamos”.

 El presente de la familia Gómez es el drama de la prensa española. El mundo online se ha convertido en el escenario para los lectores y publicidad tránsfugas de las ediciones print, la cual se encuentra en un proceso de reconversión. En NewPaper (Albert Montagut) la hipótesis de partida y la conclusión final: el futuro de los periódicos se encuentra en internet, apostando por la honestidad, objetividad y servicio a la comunidad.

  • El valor de la hiperlocalidad

El periodismo local es una opción al alza, ya que cada vez son más los lectores que demandan esta modalidad para mantenerse informados. La cercanía al ciudadano, criterio que actúa como espejo de su propia comunidad de consumidores, determina las vidas de las personas, revalorizando la esencia del periodismo. Ante la demanda, muchos grupos empresariales se han lanzado al mercado apostando por cabeceras de proximidad con una red de periodistas que se trasladan a los lugares donde ocurre la noticia para ser testigos directos de lo acontecido, es el denominado valor añadido.

La consultora empresarial, Isabel Aguilera, sostiene que en lo pequeño se encuentra el motor de las brillantes revoluciones. Extrapolando la idea a la prensa, las noticias locales, donde el periodista indaga por las entrañas de la ciudad para ofrecer un producto puramente cercano, son la medicina para proteger al enfermo cuarto poder.

No obstante, muchos periódicos presumen de ofrecer contenidos locales cuando dentro de sus páginas la realidad es otra. En este sentido, el profesor Philip Meyer comparó cuantitativamente dos diarios, uno local (Marcon Telegraph) y otro nacional (Detroit Free Press). El resultado: la edición nacional incluía más noticias locales que el propio local, estando éste plagado de contenidos generalistas y telegráficos.

grafico

Con el propósito de corroborar o ‘echar por tierra’ el informe, hemos realizado un seguimiento de un diario generalista (El Mundo) y otro local (Información) durante cinco días (desde el lunes 4 de febrero de 2012 hasta el viernes 8). Por un lado, el periódico dirigido por Pedro J. Ramírez mantiene en toda la semana la misma cantidad de páginas (doce) en la edición local de Alicante; el porcentaje de páginas locales respecto al diario entero fluctúa entre el 20 por ciento. Por otro lado, el periódico alicantino no muestra una proporción continuada de páginas con contenido local, sin embargo, aunque se oferta como un diario de proximidad, solamente en dos días (lunes y viernes) el contenido local supera la mitad de la edición completa.  En las demás jornadas, las noticias locales no rellenan el 50 por ciento del ejemplar.

  • El poder de los grandes medios

Nos hallamos ante la paradoja de que las grandes cabeceras ofrecen la información local que prometen, mientras que los periódicos locales muestran una gran cantidad de noticias que poco o nada tienen que ver con la cercanía. Este hecho puede derivarse de la falta de recursos materiales y humanos que las pequeñas empresas disponen, suponiendo una merma en el modelo periodístico. Los grandes medios, con más posibilidades de repuntar, disponen de mayor margen de maniobra, por ejemplo, en El Mundo, con doce páginas habilitadas para la edición Alicante, congrega en ellas la actualidad, priorizando las noticias más relevantes, mientras que en Información jerarquizan las informaciones relevantes y las no tanto para cerrar la edición.

De hecho, según el último informe del Estudio General de Medios, El Mundo es el segundo periódico de información generalista más vendido con 1.181.000 ejemplares cada día, seguido por El País (1.929.000). A pesar de que La Verdad (268.000) supera en ventas a Información (239.000), el diario alicantino reina en el mercado periodístico en Alicante, puesto que el periódico del Grupo Vocento también se encuentra en otras ciudades, como en Murcia y Cartagena.

  • La publicidad a pequeña y gran escala

Entre la publicidad y los medios de comunicación existe una estrecha relación que resulta favorable y necesaria para ambos: ellos precisan de la financiación de ella y, por tanto, ella busca a la audiencia de ellos para lograr sus objetivos. Las ediciones en papel de los periódicos, tanto de los grandes como de los pequeños, están siendo testigo de la emigración de la publicidad al escenario online, huida que realizan para conseguir su propósito, ya que los usuarios también han escapado a la era internet. Así, los anuncios online se están convirtiendo en el segundo espacio publicitario en España por detrás de la televisión, puesto que los anunciantes optan por buscar nuevos nichos. Las páginas web especializadas y los blogs, relevantes o semi-relevantes, han captado los fondos que los diarios han visto escapar. ¿Nunca llueve a gusto de todos o nos estamos durmiendo en hallar la solución que salve a la prensa?

  • El caso Vocento

El Grupo Vocento no se pone límites. Edita varios periódicos, tiene una licencia de televisión digital terrestre y otra de radio, posee varias productoras y una agencia de información. Casi nada.

En cuanto a la prensa escrita, dispone de una cabecera nacional (Abc) y trece regionales, posicionando a la mayoría de los rotativos como líderes de las zonas donde se comercializan o segundos más vendidos. De esta manera es la compañía líder en prensa regional. Apuesta por el rediseño estratégico, por las versiones digitales y por tener en sus filas a potentes periodistas con afán por el contenido local.

La sociedad y la democracia necesitan al periodismo y viceversa. La ciudadanía demanda noticias locales, ahí entran en juego las empresas periodísticas, quienes deben de estar avispadas y luchar tanto por su propia supervivencia como por la del periodismo, disciplina que en su buen desarrollo vertebra la cordura de un estado.

¿Medios digitales con exorbitante libertad?

PR07_NEWPAPER_130213_VERONICAVANZILLOTTA

 

'Newpaper' de Albert Montagut

  ‘Newpaper’ de Albert Montagut

Título: “Newpaper, cómo la revolución digital transforma la prensa”

Autor: Albert Montagut (Barcelona, 1957)

Editorial: Deusto (Grupo Planeta)

Páginas: 430

Impresión: T.G Soler, S.A

Palabras destacadas: revolución tecnológica, deontología, veracidad, impulsar, cambios

El periodista Albert Montagut es licenciado en Ciencias de la     Información por la Universidad Autónoma de Barcelona. Sus pequeñas andaduras comenzaron con tan solo 19 años en el periódico Catalunya Express, y aportando su granito de arena posteriormente a grandes cabeceras como El País, El Periódico de Catalunya, El Mundo o ADN. Interesado y apasionado por las nuevas tecnologías y la actualidad americana, el periodista ha presentado diferentes estrategias y formas para presentar la información al público. Ha sido protagonista de dos obras de gran prestigio como ‘Fe de Errores’ y ‘Newpaper’.

 El periodista Albert Montagut

El periodista Albert Montagut

 

Para nadie es nuevo que el periodismo, sobre todo el medio impreso, está ante una gran crisis revolucionaria debido a las nuevas tecnologías y al mundo online. El periodista Albert Montagut desarrolla en su obra, Newpaper, cómo la revolución digital transforma la prensa’, la premisa de cómo ha ido influyendo y transformando Internet a los medios impresos.

El campo online ha cambiado tanto los formatos de los periódicos y los contenidos, como el comportamiento de los consumidores. La manera de acceder a los elementos informativos ha pegado un giro de 180 grados como consecuencia de las nuevas tecnologías. El uso de los smartphones, las tablets o los e-books permiten que el usuario esté informado segundo a segundo desde cualquier escenario. La comodidad y la facilidad de acceder a los medios informativos son inabarcables, así como su cobertura. Además, este medio permite una total interactividad ya que el propio ciudadano puede informar de forma personal, como por ejemplo a través de las redes sociales, o simplemente expresar su opinión personal sobre un determinado tema.

El propio periodista, Albert Montagut, hace un claro debate entre el impacto que ha tenido la revolución tecnológica en los medios de comunicación y los errores que se han cometido tras este fenómeno. En su obra, hace un balance sobre aspectos positivos y negativos de los medios digitales. Para justificar estos pros y contras, se apoya en ideas y teorías de diferentes profesionales de la información como lo son Pedro J.Ramírez, Juan Luis Cebrián o Antonio Franco.

Siempre se ha creído que el periodismo digital iba a convertirse en una gran armadura imposible de vencer y que sería como una bomba destructiva para los diarios frutos de las rotativas. Muchos profesionales critican en mayor o menor medida esta revolución tecnológica y la situación fatídica en la que se encuentra el print. Montagut ata estos cabos afirmando la necesidad de los periodistas de tener una responsabilidad en la red con honestidad, objetividad, justicia y veracidad; respetando sobre todo los códigos deontológicos.

Internet es un medio libre e inmediato en el cual la información y las noticias vuelan. Se deben respetar ciertos límites y en este medio no existen. El iluminado de la comunicación, Lanier, publicó un libro en el cuál confirmó estos argumentos afirmando que “la información no puede ser libre”. También incita a muchos diarios a no entrar en la montaña rusa de la era digital ya que es un mundo sin ningún tipo de control.

Según el director fundador de El Periódico de Cataluña, Antonio Franco, el desequilibrio periodística se ha configurado debido a cuatro crisis principales: el exceso de politización, la opacidad del reporterismo y del contacto con la gente, la crisis tecnológica y la económica. También arremete contra los periodistas afirmando que “los profesionales no supieron actuar como un grupo de presión compacto y bien coordinado en defensa de sus intereses”.

Pero, ¿realmente se podría haber evitado? Sí los periodistas hubieran actuado en masa quizás el daño no hubiera sido tan mayúsculo pero la enorme libertad hubiera seguido existiendo. Además, la red también ha perjudicado a los informadores puesto que Internet está plagado de noticias redactadas por gente no profesional lo que disminuye la credibilidad de este medio. Antonio Franco corrobora este importante criterio de noticiabilidad en “Newpaper” manifestando que “la grandeza del periodismo es su credibilidad, su independencia, su buena elaboración técnica, la comprobación de fuentes y el respeto a la deontología”. Por ello el online nunca podrá superar al material confeccionado en las planchas de impresión.

Por otra parte, puede favorecer a la Opinión Pública gracias al artículo 20.1 de la Constitución Española que garantiza esa libertad de expresión y de información que en el medio digital se potencia al no haber límites. Pero esta autonomía puede perjudicar a usuarios por agredir el derecho a la intimidad o por cometer calumnias o injurias debido a no corroborar ciertas informaciones adecuadamente o por no contrastar fuentes. Uno de los pioneros del periodismo online, Luis Ángel Fernández, reitera que “es sustancial contrastar la información con fuentes públicas fiables para publicar todo lo que uno sabe de la mejor manera posible”. El consejo que aporta en la obre de Montagut es investigar para adquirir suficientes conocimientos con el objetivo de separar el marketing, verificar, contrastar y luego publicar.

A pesar de ello, a muchos medios impresos les ha beneficiado crear plataformas digitales para exponer sus notas informativas con el propósito de seducir al mayor público posible. Por ejemplo, Albert Montagut propuso facilitar al leyente el mundo online a través de la lectura de la edición print.

El mundo digital es un no parar. Los tiempos cambian y por lo tanto los instrumentos tecnológicos también. Es una revolución sin fin donde los problemas irán creciendo con sus virtudes y adversidades. ¿Qué será lo próximo que nos depare?

  • Internet arrasa con los medios impresos
  • La calidad de las noticias prima en los periódicos
  • Print y online deben complementarse 
  • La forma electrónica es la manera natural por la que los ciudadanos se informan
  • Los medios impresos deben luchar contra el online potenciando sus propios recursos: veracidad, calidad y contrastar fuentes